Autoevaluación

Ejercicio de Autoevaluación antes de una entrevista de trabajo

La autoevaluación es una herramienta universal cuya finalidad es analizar el progreso de un profesional, proyecto o entidad, en su camino rumbo a la calidad total y competitividad en el mercado, con el propósito de optimizar sus fortalezas o cambiar sus debilidades para encaminar positivamente la gestión de sí y obtener resultados superiores permanentes.

Aplicar esta evaluación antes, durante y después de un proceso de selección a un puesto de empleo, y cada una de sus fases, consiste en analizarse uno mismo e identificar los valores profesionales más destacables para saberlos comunicar con éxito y eficacia a los potenciales empleadores o clientes. "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo", Albert Einstein.

Autoevaluación antes de una entrevista de trabajo

Conocerse mejor a sí mismo es la mejor forma de estar preparado para enfrentar cualquier fase del proceso de selección, especialmente la de la entrevista de trabajo. Pero para ser consciente de que se es un verdadero profesional es preciso encontrarse con la seguridad de que su trabajo está en relación a sus intereses, habilidades, valores, sueños y metas. Es decir, es vital reconocer su especialidad como profesional y el mercado específico al que se enfoca; así tendrá claros sus objetivos.

Prepare entonces un argumentario o cuaderno de reflexiones en el que pueda tomar nota de los aspectos positivos en su vida profesional. Puede recurrir a afirmaciones como estas: Soy bueno en esto, sé de esto, soy el único que hace esto, estas son mis habilidades, estas son las habilidades que el entorno dice que tengo, disfruto mucho haciendo esta actividad, esto es lo que más me gusta hacer, he aprendido esto de esta actividad, para mí es fácil hacer esto; y otras similares.

A continuación, analice el contenido y extraiga una lista con sus habilidades, capacidades, competencias y demás bondades que haya observado. Sea objetivo tanto en las afirmaciones como en esta lista; pues esta es la información que utilizará en el momento de la entrevista, cuando se le pida mencionar sus fortalezas.

Este ejercicio de reflexión es bastante útil para determinar las características que lo diferencian del resto de profesionales y postulantes. Al mismo tiempo, usted gana seguridad sobre su persona e incrementa su valor como profesional. También sabrá en qué medida su perfil cubre los requerimientos de la posición a la que es candidato.

Simulación de una entrevista de Trabajo y la Autoevaluación

Simular, previamente, como práctica, una entrevista de trabajo ayuda a afianzar la seguridad en uno mismo, conseguir un excelente nivel de naturalidad y fluidez al momento de responder las preguntas (aprenderá a verbalizar mejor) y, lo mejor, corregir los errores y posturas, incluso, salir de apuros (plantéese situaciones y ensaye diferentes argumentos).

Puede hacerlo con ayuda de familiares o amigos, aplicando el juego de roles o role playing, siendo unas veces usted el entrevistado y otras el entrevistador; así podrá entender ambas posiciones. Es recomendable también utilizar la técnica del espejo y la videograbación; esta última es mucho más recomendable aún, pues permite evaluar con mayor eficacia su comportamiento. Escriba siempre los resultados y visítelos en cualquier momento para seguir examinándolos, cada vez, con mayor objetividad.

Simulación de una entrevista de trabajo para autoevaluarse

Autoevaluación después de la Entrevista de Trabajo

Para rescatar las mejores enseñanzas de la última entrevista que ha tenido evalúe y reflexione sobre el papel que cumplió durante ésta; así podrá optimizar su performance en entrevistas de trabajo posteriores, con los errores cambiados y las bondades enriquecidas. Utilice como apoyo un blog de notas y escriba:

  • Las cosas que hicieron que su entrevista haya sido una victoria. ¿Qué hice bien?, ¿qué me gusto?, ¿en qué acerté?
  • Otras cosas que usted cambiaría. ¿Qué podría mejorar o pulir?
  • Soluciones para reparar estas exigencias de cambio y mejora.
  • Alguna pregunta que le hizo el entrevistador y fue difícil de responder.
  • ¿Cómo las respondería ahora?
  • Qué capacidades o competencias manifestó buscar el seleccionador.
  • Cómo las presentaría -a sus habilidades- en una siguiente entrevista.
  • Lo que más le agrada de esta empresa, ahora que ya ha conocido un poco más de ella.
  • Características y condiciones comparables de empresas que le han entrevistado.>/
  • ¿Cuáles son de su agrado y cuáles no?, ¿por qué?
  • Finalmente: Repase y analice sus respuestas.

Con esta autoevaluación podría mejorar, por ejemplo, sus respuestas: ¿Conoce usted este programa? Si la respuesta fue No y fue evidente la necesidad de conocerlo, la próxima vez puede responder diciendo: No he utilizado este sistema, pero sé que funciona así y sirve para esto; estoy estudiándolo o actualizándome para aprender a manejarlo. Sea veraz, así demostrará su profesionalismo y demostrará interés.

¡Ya disponible la guía de entrevistas de trabajo!

Consejos y recursos para conseguir el trabajo que estás buscando

Descargar guía de entrevistas »