Cómo vestirse para una entrevista de trabajo

Vestidos para una entrevista de trabajo

La primera impresión es la que vale; es cierto. Sin necesidad de haber mencionado una sola palabra el entrevistador ya sabrá quién es usted a penas lo vea; pues la imagen es el verdadero reflejo de una persona. El impacto que nuestra apariencia física genere puede ser decisivo; por ello vestir correctamente y reflejar pulcritud es fundamental.

Hoy en día, es inevitable ser juzgados por la manera de actuar y forma de vestir; ambos factores revelan mucho de la personalidad. Es una norma social aplicable a todos los ámbitos de la vida, especialmente el profesional. Por lo que es esencial ir bien vestidos a nuestra entrevista de trabajo.

Cómo vestirse para ir a una entrevista de trabajo

No existe un código general de cómo vestir para todas las entrevistas de trabajo. Ello depende de a qué puesto, tipo de empleo o sector del mercado postula el candidato. Sin embargo, la mayoría de las entrevistas de trabajo son de carácter formal.

Para tener más claro este aspecto, investigue sobre las exigencias de vestimenta hacia sus empleados de la empresa a la que postula: ¿cómo visten?, ¿formales?, ¿regularmente formales? o es que ¿los empleados tienen libertad para vestir como prefieran?

Entonces, vista de acuerdo al cargo al que postula: de traje formal si es para ejecutivo (practique su uso y asegúrese que le quede bien entallado) y si es para creativo, sector moda, sería ideal explotar esa creatividad a la hora de vestir. En cualquier caso, es importante mostrarse bastante natural y transmitir profesionalismo y confianza.

Vestir como ejecutivo o creativo de acuerdo al puesto

Finalmente, no hay necesidad extrema de llevar traje (si no dispone de uno; pero tampoco vaya en ropa deportiva), sino de estar muy bien arreglado, pulcro, sin excesos (en accesorios) y complementar la imagen con un lenguaje corporal adecuado (postura firme, forma de presentarse, dar la mano, sentarse; todo con mucha seguridad).

Con qué colores vestir

La moda para una entrevista de trabajo puede variar (es recomendable cambiar la apariencia para cada entrevista; color de camisa o blusa), pero la tradición y la norma general recomienda colores serios y conservadores. Estos son:

  • Azul: Es agradable, transmite calma, empatía y bienestar. Combinable con todo.
  • Azul marino: Propio del ámbito laboral y, cómo no, de las entrevistas. Aporta un tono de seriedad, integridad y profesionalidad. Apto para cualquier tono de piel.
  • Gris: Es neutro y si no es claro (podría inspirar aburrimiento) queda perfecto en tonos de piel bronceados.
  • Gris marengo: Distingue y es adecuado para cualquier tono de piel.
  • Marrón: Tradicional, quizás aburrido o asociado al egoísmo. Alude a la vida rural, no armonizaría con ambientes urbanos.
  • Negro: Bastante elegante; puede percibirse como demasiado serio. Asegúrese de contrastar con un color claro (blanco o crema) cerca al rostro, de tal manera que lo ilumine. Por cierto, si sufre de caspa evítelo, podría perjudicarle.

Al elegir también hay que tomar en cuenta: que el color combine con su tono de piel y lo que quiere transmitir con el traje: sensaciones, estados de ánimo y características de su personalidad. Por ello, no descarte otros colores, especialmente para complementos y accesorios, como:

  • Amarillo: Energía, alegría, luz, positivismo, creatividad; sin embargo, no suele asociárselo con la lógica sino con la risa. Dele un uso sutil.
  • Naranja: Crea un ambiente positivo, festivo, de alegría y euforia. En tono tostado refleja seguridad, mientras que el chillón una mentalidad extravertida y original.
  • Rojo: Del amor, ego, pasión y acción; aunque, también, transmite ira o agresión. Incentiva el sistema nervioso y es dominante.
  • Rosa: Ingenuidad, ternura y sexo; intenso, manifiesta deseo de llamar la atención o una personalidad fuerte.
  • Morado: Relajante y distinguido. Sienta bien a todos.
  • Violeta: Dignidad, autocontrol, confianza y poder.
  • Verde: Suave, accesible, juvenil y ligado al ambiente y equilibrio. No favorece algunos tonos de piel pues reflejado en la cara da aspecto enfermizo.
  • Verde azulado: Brillante, vistoso y serio a la vez.
  • Blanco: Elegante, limpio, transmite pureza, paz, estabilidad, armonía y transparencia.
  • Beige: Sugiere personalidad apática. No vista completamente de beige.
  • Caramelo: Intenso, irradia personalidad y confianza.

Arreglo personal

  • Tome un baño el día de su entrevista; evite perfumes para reemplazarlo.
  • Utilice desodorante sin perfume (no aerosoles, dejan marca y contaminan más).
  • Lleve el pelo lavado, en corte fácil de peinar. Use moderadamente gel o fijadores, podría verse pegajoso o tieso.
  • Planche finamente su ropa recién lavada y sin manchas. Si usa transporte público porte la chaqueta colgada en el brazo, así evitará que se arrugue.
  • Cuide su aliento. Evite, un día antes, cebolla o ajo. Si fuera necesario, utilice aerosol bucal o caramelos de menta.
  • Lave bien sus dientes y lúzcalos brillantes. Si fuma o bebe mucho café, elimine las manchas amarillas.
  • Muestre uñas cortas, limadas, igualadas e impecables; hablaran excelente de usted. Mordidas darían mala impresión (ansiedad); evítelo.
  • Pies limpios. Si requiere, use desodorante o plantillas de carbono; sobre todo en verano.

Cómo ir vestida

Cómo ir vestida

Sepa qué ropa y estilos para vestir (clásico, casual o sport) son recomendables, qué accesorios llevar y cuales evitar, cómo debe ser el maquillaje y útiles consejos a seguir para que una dama genere la mejor primera impresión en una entrevista de trabajo.

Cómo ir vestido

Cómo ir vestido

Vista adecuadamente para postular a un puesto deempleo, con traje formal, en estilo sport elegante o casual, de acuerdo al tipo de empresa. Transforme su personalidad y distíngase del resto con estos consejos sobre ropa, looks, accesorios y arreglo personal, para sorprender a su entrevistador.


¡Ya disponible la guía de entrevistas de trabajo!

Consejos y recursos para conseguir el trabajo que estás buscando

Descargar guía de entrevistas »