Cómo comportarse en una entrevista de trabajo

Saber cómo comportarse en una entrevista de trabajo es fundamental para enfrentar el momento de la evaluación con mayor preparación y conseguir resultados exitososante el resto de postulantes. No es posible conocer a un postulante a través de solamente su currículum vitae, por muy excelentemente que esté realizado. Por eso, usted, sus conocimientos, habilidades, capacidades y actitudes estarán a prueba, en vivo. Cuídelos siguiendo estos consejos, confíe en usted mismo y conviértase en el candidato idóneo.

Entrevista de Portafolio

Imagen Personal

  • Vestuario y buena presencia: Nunca tendrá una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión yésta se logra a través de la imagen personal; determinante cuando el entrevistador toma decisiones sobre usted. Cuide la estética exterior eligiendo el atuendo más adecuado para el tipo de puesto y empresa a la que postula; cualquiera sea, debe ser formal, ordenado, elegante, serio y pulcro, de tal manera que pueda crear una identidad personal irrefutable.
  • Puntualidad: A su imagen contribuirá llegar temprano, entre 5 a 10 minutos antes, no más.
Imagen personal cuidada para una entrevista de trabajo

  • Dominio de información: Aprenda toda la información posible sobre la empresa a la que postula: sector, mercado, posición, competidores, productos, servicios, colaboradores, incluso, averigüe quién lo entrevistará. Así, a la hora de responder y formular preguntas sobre la empresa, podrá hacerlo con pleno dominio de información.
  • Cultura empresarial: Empápese de la cultura de empresa, visite sus locales, identifique sus símbolos y colores corporativos, revise comunicados, hasta proyectos; serán la clave para saber cómo se comunican con los demás y que esperan de sus futuros colaboradores, o sea, de usted.
  • Investigando información sobre el puesto de trabajo

    Comunicación verbal

    • Para empezar, su entrevistador conduce la entrevista, recuérdelo, y no pretenda llevarla.
    • Escuche con mucha atención todas las preguntas que haga el entrevistador (sin interrumpirlo) de manera que pueda responder apropiadamente. Si no entiende alguna pregunta pídale que se la repita.
    • Cuando hable debe ser (o parecer) totalmente profesional, con voz serena, clara y tono correcto; no robotizada. Muestre seguridad, liderazgo, credibilidad y confianza (no excesiva).
    • Responda a todas las preguntas con libertad, rapidez, la natural emoción que motiva querer trabajar y, sobre todo, con veracidad. Evite mentir y sea positivo (convirtiendo cosas negativas en positivas).
    • Sea breve, claro, conciso, directo y use lenguaje formal, pero normal; no es necesario usar palabras rebuscadas ni jergas (o un sinfín de bla, bla, bla).
    • Exponga sus argumentos utilizando verbos usados en el currículum vitae y expresiones propias del ámbito empresarial o del sector.
    • Algunas palabras clave son: compromiso, reto, futuro, confianza, experiencia, eficacia, proyecto, responsabilidad, garantía, entre otras (sin exagerar).
    • Observe bien al entrevistador, sus ojos y expresión le dirán lo que desea escuchar, para que usted explique con franqueza porque quiere el trabajo: "me encanta este tipo de trabajo, me son entretenidas las actividades propias del puesto y soy muy profesional en ellas", "estoy decidido a aportar enormemente a la empresa dando lo mejor que puedo".
    • Muestre siempre una actitud ilusionada: ese trabajo le encanta y es perfecto para usted; por ello elija postular a puestos ideales y que realmente lo motiven.
    • Muchas empresas prefieren tener empleados bastante motivados, con ganas de auto-superación y disposición de aprender y crecer; pues se comprometen con la empresa y la llevan al éxito. Alguien que busca empleo para vivir y no por satisfacción o desarrollo personal, hará su trabajo y nada más.
    • Enfatice sobre sus fortalezas y habilidades en los momentos más apropiados de la conversación y deje clara su Marca Personal; así reforzará la idea de que usted es el especialista en ese trabajo y, por ende, el más indicado.
    • Demuestre también que tiene experiencia en el campo, contando experiencias positivas de trabajos similares. Si no tiene experiencia previa no se preocupe, responda con veracidad y seguridad, jamás se sienta inferior ni use palabras que quiten valor a su trabajo o a su persona.
    • Con respecto a preguntas sobre el salario al que aspira puede usar el promedio que se percibe en este tipo de empleos; averígüelo en revistas especializadas, amigos profesionales y otros medios. Sin exagerar o regatear (sueldo ni horarios).
    • Jamás pronuncie palabras o comentarios negativos acerca de su anterior trabajo o compañeros.
    • Manifieste disponibilidad de viajar; a menos que le sea totalmente imposible, por cualquier cuestión personal.
    • Tampoco deje del lado empezar por un puesto de abajo. No obstante, si considera que el puesto es demasiado inferior al de sus expectativas y capacidades, rechácelo educadamente y con mucho respeto.
    • Cuando le toque a usted hacer las preguntas, que sean objetivas y relevantes, así demostrará interés.

    Cómo actuar en una entrevista de trabajo

    Lenguaje corporal y no verbal

    • Salude amable y educadamente, de acuerdo a la propuesta del interlocutor; si lo saluda con un apretón de manos (la intensidad refleja su personalidad) o con una venia, haga lo propio.
    • Sonría de manera totalmente natural, le ayudará a sentir seguridad y relajo; y manifestará simpatía.
    • Camine sin prisas, erguido y con mucha energía.
    • Su cuerpo debe proyectar seguridad y serenidad a la vez que entusiasmo (pero no desesperación por conseguir empleo), postura firme (manténgala) y erguida; siempre en actitud positiva.
    • Tome asiento cuando se lo ofrezcan y siéntese relajado con los brazos y piernas libres (no rígido o demasiado relajado); jamás los cruce o mostrará nerviosismo.
    • También son signos de nerviosismo tics como morderse las uñas, tomarse el pelo, jugar con el lapicero o las llaves, mover las manos, pies o piernas constantemente.
    • Mire a los ojos de su interlocutor, significa que usted está presente y prestándole toda la atención e importancia que merece. Esto ayuda a demostrar la confianza en sí mismo; pero, varíe los puntos de enfoque cada cierto tiempo pues se considera desafío mantener la mirada permanente en los ojos.
    • Utilice sutilmente las manos para apoyar sus exposiciones; sin caer en la exageración.
    • Manténgase en un punto medio, absteniéndose del exceso de confianza (puede ser mal interpretado) y del exceso de alejamiento (aparentaría ser una persona engreída).
    • Evite masticar chicles, beber o comer durante las entrevistas.
    • De preferencia, no acepte el cigarrillo que le ofrezca el entrevistador.
    • Tenga las manos siempre visibles (sobre el escritorio). Evite ocultarlas o inspirará desconfianza.

    Cómo comportarse en una entrevista de trabajo

    Consejos para los candidatos

    • Ayúdese con la idea de que una entrevista de trabajo es una reunión de negocios, más no un interrogatorio.
    • Evite la presión de pensar que está siendo observado por alguien más.
    • Siga el principio de absoluta sinceridad en todo lo que hace y dice.
    • Destierre el miedo a equivocarse, todos somos humanos. El miedo acarrea errores debido al nerviosismo.
    • De ser necesario, si está demasiado nervioso, coménteselo al especialista, seguro le podrá ayudar a tranquilizarse.
    • Recuerde apagar el teléfono móvil antes de entrar en sesión de entrevista.
    • Si en la entrevista el entrevistador intenta intimidarlo, no siga la corriente y responda con mucha prudencia.
    • Por cierto, tenga siempre a mano su Currículum Vitae.
    • Terminada la sesión mantenga la postura respetuosa hasta que se haya despedido totalmente del entrevistador; agradeciendo y, en lo posible, dirigiéndose a él por su nombre. No abandone su posición cuando le diga que ya terminó y se desparrame para sacar su verdadero yo.
    • Finalmente, no se haga tantos problemas, sea usted siempre natural y verdadero.