Entrevista Semiestructurada

La Entrevista Semiestructurada, conocida también como mixta o semi-libre, es una herramienta de investigación cualitativa que las empresas y entidades de recursos humanos utilizan para evaluar al postulante durante una entrevista de trabajo. Su composición es mixta, precisamente, porque el entrevistador utiliza dos estrategias integradas en una, la modalidad estructurada o cerrada y la libre o abierta.

Entrevista semiestructurada o mixta

Entrevista Semiestructurada, 2 en 1

La entrevista estructurada está completamente preparada siguiendo un orden secuencial con preguntas previamente establecidas parar obtener respuestas puntuales; tanto como un sí o un no. La modalidad libre o abierta, en cambio, no se rige por una estructura, más bien, es una conversación que sí se basa en un objetivo pero las preguntas son totalmente espontáneas, sin seguir un guión específico.

Se utiliza con dos objetivos, primero, y muy importante, para obtener un tipo de información general, común a todos los postulantes, y realizar un análisis uniforme sobre los resultados de todos los candidatos; a partir de las preguntas de la parte estructurada sobre: habilidades, capacidades, conocimientos, entre otros. El segundo objetivo es profundizar en algún tema, área o característica particular de cada postulante; de forma libre y con preguntas espontáneas.

Entonces, la Entrevista Semi-estructurada está organizada, sí, pero en torno a una guía de entrevista o ayuda memoria en la que se encuentran los tópicos, temas o áreas que deben ser tocados durante la entrevista; complementados con una lista de preguntas principales a seguir. En base a las respuestas a estas preguntas irán surgiendo los puntos de interés en los que ahondar con más preguntas no preparadas.

  • Dominio de información: Aprenda toda la información posible sobre la empresa a la que postula: sector, mercado, posición, competidores, productos, servicios, colaboradores, incluso, averigüe quién lo entrevistará. Así, a la hora de responder y formular preguntas sobre la empresa, podrá hacerlo con pleno dominio de información.
  • Cultura empresarial: Empápese de la cultura de empresa, visite sus locales, identifique sus símbolos y colores corporativos, revise comunicados, hasta proyectos; serán la clave para saber cómo se comunican con los demás y que esperan de sus futuros colaboradores, o sea, de usted.
  • Realizando una entrevista semiestructurada

    Comunicación verbal

    • Para empezar, su entrevistador conduce la entrevista, recuérdelo, y no pretenda llevarla.
    • Escuche con mucha atención todas las preguntas que haga el entrevistador (sin interrumpirlo) de manera que pueda responder apropiadamente. Si no entiende alguna pregunta pídale que se la repita.
    • Cuando hable debe ser (o parecer) totalmente profesional, con voz serena, clara y tono correcto; no robotizada. Muestre seguridad, liderazgo, credibilidad y confianza (no excesiva).
    • Responda a todas las preguntas con libertad, rapidez, la natural emoción que motiva querer trabajar y, sobre todo, con veracidad. Evite mentir y sea positivo (convirtiendo cosas negativas en positivas).
    • Sea breve, claro, conciso, directo y use lenguaje formal, pero normal; no es necesario usar palabras rebuscadas ni jergas (o un sinfín de bla, bla, bla).
    • Exponga sus argumentos utilizando verbos usados en el currículum vitae y expresiones propias del ámbito empresarial o del sector.
    • Algunas palabras clave son: compromiso, reto, futuro, confianza, experiencia, eficacia, proyecto, responsabilidad, garantía, entre otras (sin exagerar).
    • Observe bien al entrevistador, sus ojos y expresión le dirán lo que desea escuchar, para que usted explique con franqueza porque quiere el trabajo: "me encanta este tipo de trabajo, me son entretenidas las actividades propias del puesto y soy muy profesional en ellas", "estoy decidido a aportar enormemente a la empresa dando lo mejor que puedo".
    • Muestre siempre una actitud ilusionada: ese trabajo le encanta y es perfecto para usted; por ello elija postular a puestos ideales y que realmente lo motiven.
    • Muchas empresas prefieren tener empleados bastante motivados, con ganas de auto-superación y disposición de aprender y crecer; pues se comprometen con la empresa y la llevan al éxito. Alguien que busca empleo para vivir y no por satisfacción o desarrollo personal, hará su trabajo y nada más.
    • Enfatice sobre sus fortalezas y habilidades en los momentos más apropiados de la conversación y deje clara su Marca Personal; así reforzará la idea de que usted es el especialista en ese trabajo y, por ende, el más indicado.
    • Demuestre también que tiene experiencia en el campo, contando experiencias positivas de trabajos similares. Si no tiene experiencia previa no se preocupe, responda con veracidad y seguridad, jamás se sienta inferior ni use palabras que quiten valor a su trabajo o a su persona.
    • Con respecto a preguntas sobre el salario al que aspira puede usar el promedio que se percibe en este tipo de empleos; averígüelo en revistas especializadas, amigos profesionales y otros medios. Sin exagerar o regatear (sueldo ni horarios).
    • Jamás pronuncie palabras o comentarios negativos acerca de su anterior trabajo o compañeros.
    • Manifieste disponibilidad de viajar; a menos que le sea totalmente imposible, por cualquier cuestión personal.
    • Tampoco deje del lado empezar por un puesto de abajo. No obstante, si considera que el puesto es demasiado inferior al de sus expectativas y capacidades, rechácelo educadamente y con mucho respeto.
    • Cuando le toque a usted hacer las preguntas, que sean objetivas y relevantes, así demostrará interés.

    Entrevistador en una entrevista semiestructurada

    Lenguaje corporal y no verbal

    • Salude amable y educadamente, de acuerdo a la propuesta del interlocutor; si lo saluda con un apretón de manos (la intensidad refleja su personalidad) o con una venia, haga lo propio.
    • Sonría de manera totalmente natural, le ayudará a sentir seguridad y relajo; y manifestará simpatía.
    • Camine sin prisas, erguido y con mucha energía.
    • Su cuerpo debe proyectar seguridad y serenidad a la vez que entusiasmo (pero no desesperación por conseguir empleo), postura firme (manténgala) y erguida; siempre en actitud positiva.
    • Tome asiento cuando se lo ofrezcan y siéntese relajado con los brazos y piernas libres (no rígido o demasiado relajado); jamás los cruce o mostrará nerviosismo.
    • También son signos de nerviosismo tics como morderse las uñas, tomarse el pelo, jugar con el lapicero o las llaves, mover las manos, pies o piernas constantemente.
    • Mire a los ojos de su interlocutor, significa que usted está presente y prestándole toda la atención e importancia que merece. Esto ayuda a demostrar la confianza en sí mismo; pero, varíe los puntos de enfoque cada cierto tiempo pues se considera desafío mantener la mirada permanente en los ojos.
    • Utilice sutilmente las manos para apoyar sus exposiciones; sin caer en la exageración.
    • Manténgase en un punto medio, absteniéndose del exceso de confianza (puede ser mal interpretado) y del exceso de alejamiento (aparentaría ser una persona engreída).
    • Evite masticar chicles, beber o comer durante las entrevistas.
    • De preferencia, no acepte el cigarrillo que le ofrezca el entrevistador.
    • Tenga las manos siempre visibles (sobre el escritorio). Evite ocultarlas o inspirará desconfianza.

    Practicar la entrevista semiestructurada

    Consejos para los candidatos

    • Ayúdese con la idea de que una entrevista de trabajo es una reunión de negocios, más no un interrogatorio.
    • Evite la presión de pensar que está siendo observado por alguien más.
    • Siga el principio de absoluta sinceridad en todo lo que hace y dice.
    • Destierre el miedo a equivocarse, todos somos humanos. El miedo acarrea errores debido al nerviosismo.
    • De ser necesario, si está demasiado nervioso, coménteselo al especialista, seguro le podrá ayudar a tranquilizarse.
    • Recuerde apagar el teléfono móvil antes de entrar en sesión de entrevista.
    • Si en la entrevista el entrevistador intenta intimidarlo, no siga la corriente y responda con mucha prudencia.
    • Por cierto, tenga siempre a mano su Currículum Vitae.
    • Terminada la sesión mantenga la postura respetuosa hasta que se haya despedido totalmente del entrevistador; agradeciendo y, en lo posible, dirigiéndose a él por su nombre. No abandone su posición cuando le diga que ya terminó y se desparrame para sacar su verdadero yo.
    • Finalmente, no se haga tantos problemas, sea usted siempre natural y verdadero.