Cómo realizar una entrevista

La entrevista debe ir más allá del simple interrogatorio, por eso es muy importante conocer cómo realizar una entrevista. En esta sección encontrará la planificación, el desarrollo de la estructura, las claves y finalmente el análisis de los resultados obtenidos de una entrevista.

Preparación para la entrevista

Planificación antes de la entrevista La preparación es el primer paso para realizar una entrevista de trabajo. En esta etapa se deben tomar todas las consideraciones necesarias sobre el candidato, el ambiente, las respuestas y el futuro análisis.

Para evitar que la entrevista sea desordenada y sin un fin podría tomar en cuenta lo siguiente:
  • Defina su posición frente al diálogo que tendrá con el postulante.
  • Decida qué estrategia utilizará para el conversatorio.
  • Precise cual será el instrumento que usará para registrar la entrevista: ya sean notas o grabaciones de audio.
  • Apunte las conductas mostradas por los candidatos

Durante el proceso de preparación también es importante definir los criterios de selección, pueden ser:
  • Por el nivel rendimiento esperado.
  • Por los conocimientos y habilidades demostradas por el solicitante.
  • Por las actitudes y sentimientos.


Todos estos ítems aseguran la igualdad al momento de calificar y les proveen criterios de organización para que la medición sea justa y uniforme.

También se puede hacer mediante un Análisis de Cargo, para esto es necesario identificar los conocimientos, habilidades y otros requisitos que el empleado necesita para cumplir sus funciones; las que pueden ser medidas en exámenes o durante la entrevista.

Para obtener reportes precisos de las respuestas dadas por los postulantes es necesario llevar un registro efectivo de las mismas que pueden ser a través de grabaciones o notas.
  • Las grabaciones de audio son las más certeras, pero pueden resultar incómodas para quienes aplican al trabajo. Se debe informar a los candidatos que estarán siendo grabados.
  • Las notas de registro pueden enfocarse básicamente a las respuestas críticas o que hayan causado impresión dejando perder algunos detalles claves. Este es un buen instrumento para el entrevistador experimentado que no se distraerá.
Será usted quien elija el que le parezca más conveniente.

Estructura de la entrevista

Después de la preparación podrá desarrollar la estructura misma de la entrevista. No importan los años que lleve haciendo esta tarea, siempre es importante establecer la estructura con la cual llevará a cabo la entrevista, para no perder de vista los objetivos y guardar el orden.
  1. Saludo. Sirve para establecer la charla.
  2. Transición general. Dirija la conversación al objetivo explicando al candidato como se conducirá la reunión.
  3. Educación. Aquí se verifica los grados y títulos que posee el aspirante, estos vienen del CV.
  4. Experiencia laboral. Puede reunir datos cronológicamente.
  5. Actividades extra laborales. Siempre y cuando tengan que ver con el trabajo. Pueden ser tareas voluntarias, clubes, etc.
  6. Autoevaluación. Pregunte al candidato sobre sus fortalezas y debilidades.
  7. Sobre la empresa. Informe sobre el cargo y las funciones del mismo, así como de la empresa. Es válido recibir preguntas.
  8. Cierre. Agradezca el tiempo del candidato y hágale saber que el proceso de decisión será de su conocimiento.


Técnica  de panel para entrevistar Pero ésta no es la única forma de cómo realizar una entrevista, en otros apartados hemos visto técnicas como el panel que son más eficaces en el sentido que se toma una decisión en consenso, tomando en consideración las opiniones de cada uno de los miembros del panel.

En este tipo de entrevista cada uno de los miembros debe cumplir un rol de acuerdo a su especialidad o cualidad más resaltante. En trascendental establecer quien de todos llevará el liderazgo, quien moderará y quien estará a cargo de la fluidez y el tiempo de cada entrevista.

Claves para la entrevista

Tomaremos en cuenta dos de las más importantes, que son cualidades que todo entrevistador debería poseer.

Escuchar activamente:

Aquí se busca que el entrevistador tome actitudes que demuestra que no solo está oyendo lo que su interlocutor dice, sino que sabe “escuchar” activamente. Podría por ejemplo resumir lo que dice el candidato y hacérselo saber para corroborar lo que ha explicado. Un sabio consejo dice que si tiene dos orejas y una boca es porque tiene que escuchar más de lo que habla, por eso preste atención a todo lo que el aspirante diga.

Otra de las habilidades que debe poseer para escuchar activamente es comprender correctamente todo lo que dice el candidato antes de plantearle otra pregunta. Incluso hay señales físicas que indican que usted está escuchando. Mirar al entrevistado es una de ellas, sonreír ocasionalmente también, la postura al sentarse y otros gestos denotan su interés.

Señales no verbales

Evite mirar a la gente pasar, mirar el reloj a cada momento o encorvarse en su asiento; esas son señales no verbales que perjudican el desarrollo de la entrevista. Por el contrario podría mantener un contacto visual adecuado con el candidato, guardar una postura amigable y mostrar una expresión fácil suave y de atención.

Esta es una de las claves más importantes a la hora de preguntarse cómo realizar una entrevista ya que con ella el dialogo se hará fluido y notara los pequeños detalles.

Fin y análisis de la entrevista

Al finalizar agradezca al entrevistado y hágale saber los pasos siguientes al momento de la reunión. Junto a su equipo analicen a cada uno de los postulantes basándose en sus herramientas usadas en la entrevista. No todo es lo que parece, así que asegúrese que la decisión final no esté obstruida por errores de permisividad o prejuicios.

¡Ya disponible la guía de entrevistas de trabajo!

Consejos y recursos para conseguir el trabajo que estás buscando

Descargar guía de entrevistas »