Entrevista Académica

Aquellos que postulan a un cargo como docente o investigador para una universidad seguramente tendrán que cursar la denominada Entrevista Académica. Esta es una exigente prueba que generalmente se desarrolla en dos rondas: la primera es una entrevista de hora y media en promedio, y la segunda una exposición frente a jurado, en la cual el candidato debe demostrar su conocimiento del campo al que aplica. Te contamos sobre esta evaluación y las preguntas de entrevista de trabajo más frecuentes.

Lo más importante para este tipo de entrevista es la preparación. Por ello, en esta sección te brindaremos información que debes tomar en cuenta para que salgas airoso de ella.

La entrevista académica es una de las más exigentes que hay. Principalmente porque está ligado a la enseñanza y por ello, el postulante debe conocer al detalle su disciplina así como manejar una metodología de trabajo aplicable a estudiantes.

Como hemos dicho, la preparación es la tarea más importante en el proceso de este tipo de selección. Para ello, debes hacerte algunas preguntas. La más importante es "¿Qué me gustaría que mis alumnos aprendan de mi curso?" Por medio de ella podrás clarificar tu plan de trabajo y metodología. También debes pensar en los siguientes puntos:

  • ¿Qué temas quisiera abordar?
  • ¿Qué cualidades quiero desarrollar en sus alumnos?
  • ¿Cuáles son los conceptos esenciales que quieres transmitir?

Una vez que haya definido su plan de trabajo, modele su exposición, desarrolle puntos, piense en herramientas para captar la atención del jurado. Además de lo que usted puede expresar durante las rondas de entrevistas, también será evaluado por los laureles que ha conquistado en su carrera.

Tener un grado Ph.D es uno de los principales requisitos para este tipo de posiciones. Asimismo -aunque este punto es más complicado- si usted ha publicado algún libro su materia esto le brindará puntos bonus y posición privilegiada frente a sus competidores. También haber redactado artículos para importantes periódicos o revistas suma el interés del jurado.

En ese mismo sentido, el reconocimiento de universidades, entidades, instituciones, académicos a su trabajo es importantísimo para avanzar en la carrera. De igual manera sucederá si usted ha realizado investigaciones o acciones concretas que favorezcan al sector que se desempeña.

Muestre iniciativa. Lo que los evaluadores buscan es una persona proactiva que quiera implementar mejoras en la universidad. Una mente revolucionaria, de ideas activas y constructivas es lo que necesitan. Demuestre que tiene planes para la universidad, propuestas, sugerencias y mucha voluntad de generar cambios positivos para el bien del alumnado.

Entrevista Universitaria

Hemos mencionado líneas arriba que, generalmente, este tipo de entrevista se desarrolla en dos rondas. Con el fin de que usted esté lo más preparado posible para afrontar con éxito esta prueba, le contamos en qué consisten cada una de ellas.

La primera ronda es una entrevista personal, a veces con más de una persona o, en casos excepcionales por teléfono. Es un primer acercamiento hacia su persona, por lo que deberá aprovechar esta hora y media (lo que dura aproximadamente) para mostrar por qué deben considerarlo. El mejor consejo es sea usted mismo. Actúe naturalmente sin pretender. Aunque no lo crea, los evaluadores destacan el buen sentido del humor y el diálogo sincero, mucho más que una tanda de preguntas y respuestas.

En algunos casos esta primera ronda no es una entrevista o una llamada telefónica, sino, una convención en la universidad que toma algunos días y que suele ser bastante agotadora. Se suelen tratar los siguientes puntos:

  • Sobre la investigación que realiza.
  • Charla sobre docencia. Le preguntarán cómo manejaría diversos tipos de situaciones.
  • Qué bibliografía usaría.
  • Información general sobre la universidad o institución.

Esto es solo la mitad del camino, pero si la atraviesa con éxito, habrá realizado un importantísima fase del proyecto.

Entrevista académica

La segunda ronda es la exposición de sus conocimientos frente a un jurado. Para ello debe conocer su CV perfectamente, detallar cada punto, así como también exponer coherentemente su investigación. Acá no hay grandes secretos: la preparación previa y su propia experiencia hablarán por usted. Nunca mienta, exagere o tergiverse lo que narra. Como en todo en la vida, sea auténtico.

Sin embargo hay unos datos que pueden servirle. Piense en el jurado, que tiene que ver a muchos durante el día y probablemente estén agotados y a menos que usted haga un acto con fuego perderán la atención a los cinco minutos. Bueno, no es necesario prender en llamas el taburete ni algo parecido, simplemente use su creatividad y originalidad para tenerlo expectantes. Algunas sugerencias:

  • Golpee rápido. Muestre con energía por qué usted es buena opción.
  • Relájese. Si lleva las cosas con naturalidad y sentido del humor generará un clima de confianza provechoso para su discurso.
  • Use herramientas audiovisuales. Sea ingenioso con videos y audios.
  • Use un elemento distintivo en la ropa sin caer en lo estrafalario.
  • Administre bien su tiempo.
  • Sea exacto, ordenado.
  • Pásela bien. Está hablando de lo que más le gusta, disfrútelo y el jurado lo disfrutará también.

Finalmente, le dejamos un listado de preguntas que debe ser capaz de responder. Después de esto ¡a prepararse!

  • Defina su investigación.
  • ¿Por qué es importante?
  • Marco teórico de su trabajo. Corrientes, escuelas, estudios previos.
  • Justifique su técnica de trabajo.
  • ¿Cuál es su filosofía de enseñanza? ¿cómo piensa innovar el campo?
  • ¿Qué cursos le gustaría conducir?

Esas son algunas de las preguntas que le preguntarán. A partir de ahora, la pelota está en su territorio.

¡Ya disponible la guía de entrevistas de trabajo!

Consejos y recursos para conseguir el trabajo que estás buscando

Descargar guía de entrevistas »