Portafolio

Aquellos que trabajan en arte, diseño o comunicaciones deben conocer de qué se trata este tipo de entrevista. La entrevista de Portafolio consiste en la presentación de una carpeta que concentra los mejores y más interesantes trabajos del postulante, puestos de manera ordenada, coherente y atractiva para que el entrevistador vea de manera práctica los trabajos realizados anteriormente por el postulante.

Por medio del Portafolio, el candidato se presenta con hechos más que con palabras, en una especie de exhibición móvil. ¿Cómo prepararlo? ¿Qué debes poner en él? ¿Qué criterios debes tomar en cuenta? Te contamos todo al respecto para que estés lo mejor preparado si te vas a presentar a una entrevista de trabajo.

Un buen portafolio es aquel que no abunda en hojas y trabajos, sino que, con poco, dice todo lo que tiene que decir sobre la experiencia del profesional. Con una buena carpeta que hable por sí sola podrías ser uno de los más considerados para tomar ese trabajo que tanto deseas. Tiene que ser preciso y no excederse: debe mostrar tus mejores trabajos. Algunos ejemplos:

  • Si eres cheff puedes mostrar fotos de platos que has preparado, diplomas de reconocimientos, recetas creadas por ti.
  • Si postulas como diseñador gráfico muestra los logos, campañas, dibujos que has hecho para clientes anteriores.
  • Si eres arquitecto debes adjuntar planos, propuestas, ideas, creaciones, fotos de proyectos, construcciones.

Sea cual sea la carrera que tienes, las características de un buen portafolio son las mismas. En principio, no lo decores mucho ni recargues de papeleo. Es recomendable armar un folder que contenga entre 15 y 25 páginas. Utiliza más fotos que texto, pues no se trata de un libro autobiográfico, sino de una presentación, como si fueran diapositivas.

Cada portafolio es único. Imprime en él tu sello personal, tu estilo y tu carácter. Es importante que dediques el tiempo suficiente en idearlo y luego hacerlo realidad. Trabaja duro en su creación pues es tu carta de presentación.

Dependiendo del tipo de trabajo que postulas, de la carrera que tienes y de tu personalidad, puedes elegir entre varios tipos de portafolios:

  • Del estudiante: mientras seas estudiante, este tipo de folio te puede ser útil.
  • Usualmente contiene tu actualidad en clases, resúmenes de clases, cuánto entiendes tu profesión.
  • Profesional: muestra tu carrera, tus trabajos, tu experiencia.
  • En línea: es el que usa herramientas tecnológicas y se vuelve interactivo. Hay programas por ordenador que arman portafolios digitales.
  • Personal: contiene información sobre tus intereses, todo sobre ti.

¿Qué poner en el portafolio?

Entrevista de Portafolio

Lo que debe ir dentro de tu carpeta debe ser al menos 12 de tus trabajos más resaltantes y cada una debe ir con una pequeña descripción. Puedes introducir fotografías, slides, textos ilustrados, etc.

La creación de esta herramienta es un proceso meticuloso, que empieza con un gran esfuerzo de concepción. Tómate el tiempo que necesitas con tal que puedas liberar al máximo tu creatividad. Recuerda que dicen que "todo entra por los ojos". Este tipo de presentación puede ayudarte mucho en ese sentido.

¡Ya disponible la guía de entrevistas de trabajo!

Consejos y recursos para conseguir el trabajo que estás buscando

Descargar guía de entrevistas »