Tipos de preguntas


La entrevista de trabajo es una forma de comunicación que se da entre dos o más personas con el objetivo de obtener una información y conocer la personalidad del candidato. En la entrevista el seleccionador utiliza una serie de preguntas cada una útil para cada situación entre ellas se encuentran las preguntas abiertas, preguntas cerradas, preguntas hipotéticas y las preguntas capciosas.

Preguntas abiertas

Preguntas abiertas

Los entrevistadores suelen formular este tipo de preguntas cuando ellos esperan más que un "si" o un "no" como respuesta. A continuación algunas preguntas abiertas: ¿Qué me puedes decir sobre ti?, ¿Por qué te interesa el puesto de trabajo? ¿Cuáles son tus principales competencias?

Para responder estas preguntas lo mejor es buscar previamente información de la compañía y revisar tu currículum vítae. Además haz una lista de las posibles preguntas que te podrían realizar en la entrevista y practica respondiéndolas, de esta manera estrás más preparado.

Preguntas cerradas

Preguntas cerradas


Los entrevistadores realizan este tipo de preguntas cuando necesitan saber información precisa sobre tu currículum vítae (p.ej. años de experiencia, especialidad, competencias técnicas). Cuando te formulen preguntas cerradas, no te explayes mucho, por el contrario sólo brinda respuestas claras y concisas.

Por lo tanto, lo mejor es estar muy seguro de la información incluida en tu CV, los entrevistadores te formularán las preguntas en base a este documento. Si tu respuesta es un "si" o un "no" lo mejor es añadir un poco más de información, sólo la necesaria. Por ejemplo: ¿Tiene experiencia con niños? – Sí, tengo 4 años de experiencia cuidando niños, lo cual ha sido una de las experiencias más gratificantes en mi vida.

Preguntas hipotéticas

Preguntas hipotéticas

Por lo general, los entrevistares hacen preguntas hipotéticas cuando quieren evaluar la capacidad del candidato para solucionar problemas cotidianos en el ambiente laboral. Recuerda responder lo más rápido posible.

Es importante que cuentes con toda la información relacionada al tema de esta manera podrás brindar una respuesta coherente y valiosa. La mejor manera de reunir información es formulando preguntas de seguimiento.

Preguntas capciosas

Preguntas capciosas

Las preguntas capciosas son aquellas que tienen la intención de conocer la personalidad del candidato, se realiza preguntas aparentemente simples pero es importante saber responde a este tipo de preguntas de manera acertada. Por ejemplo las preguntas como ¿Por qué dejo su último trabajo?, ¿hábleme de usted?

Preguntas sugestivas

Preguntas sugestivas

En este caso el entrevistador se basa en suposiciones al momento de formular este tipo de preguntas (p.ej. Entonces, tú cuentas con muchos años de experiencia en servicio al cliente, ¿verdad? El objetivo de estas preguntas es obtener información específica de los candidatos (Sí, como usted puede ver en mi currículum vítae, he trabajado cerca de 7 años como recepcionista en…).

Lo mejor es siempre estar atentos y preparados para este tipo de preguntas, de esta manera no te pondrás nervioso y responderás rápidamente. Es decir, presta mucha atención a la pregunta y luego piensa bien tu respuesta. El entrevistador te puede formular preguntas que sugieran una respuesta negativa (p.ej. Debe haber sido muy difícil lidiar con tu supervisor....). Siempre brinda respuestas positivas, incluso en este tipo de preguntas.

Preguntas ambiguas

Preguntas ambiguas

Es tipo de preguntas son para evaluar tus habilidades analíticas. Una pregunta ambigua parece ser sólo una, pero en realidad son varias enlazadas.

Te recomendamos entender del todo la pregunta antes de dar tu respuesta. Si es necesario, le puedes pedir al entrevistador que reformule o repita la pregunta.

Pregunta de comportamiento Los entrevistadores analizan con este tipo de preguntas el comportamiento de cada postulante. Para ello, los entrevistadores se basan en las decisiones y acciones pasadas del entrevistado para determinar su comportamiento futuro.

Cuando respondas a estas preguntas trata de dar sólo información verdadera, puesto que el entrevistador te hará cada vez preguntas más específicas. Si el entrevistador se da cuenta que mientes, perderás la oportunidad de una segunda entrevista. Por lo tanto, estudia bien tu currículum vítae y muéstrate seguro al momento de la entrevista. Asimismo, investiga cual es el perfil profesional que la empresa está buscando. Si es posible coordina una entrevista informativa para tener más información sobre el puesto.